REVISTA DE PINTORES

La revista GRATUITA de la pintura, la decoración y la reforma

Ahorro en climatización gracias a la pintura
Vivienda y estilo de vida

Ahorro en climatización gracias a la pintura

⌚ Solo necesitas 2 minutos para leer este artículo

Cada vez que recibes la factura del gas o la luz, ¿te enfadas? No importa cuánto le dé la calefacción en invierno o el aire acondicionado en verano, ¿no alcanza la temperatura agradable? ¿Necesitas mejorar la eficiencia energética de tu hogar o negocio? Todo esto es posible gracias a la pintura térmica.

La ciencia está revolucionando el mundo de la construcción creando productos tan interesantes como la pintura térmica o termoaislante. Si te preguntas qué es este material y por qué puede ayudarte, te vamos a contar un dato: con la pintura térmica puedes ahorrar hasta un 40% de energía.

En este artículo hemos querido recoger muchas de esas dudas sobre las pinturas térmicas que deambulan por la mente de muchos usuarios para darles respuesta.


¿Qué es la pintura térmica?

 Es un material con capacidades aislantes que permite mantener la temperatura óptima en el interior de un espacio. La pintura térmica es capaz de aislar tanto el frío como el calor, por lo que será útil tanto en verano como en invierno.

Será curioso saber que este producto nació para cubrir las necesidades, ni más ni menos, que la NASA. Los técnicos aeroespaciales necesitaban aislar su nave y recurrieron a este material. Poco después, la industria y el sector de la construcción se dieron cuenta de sus múltiples beneficios y comenzaron a aplicarlos en sus trabajos.

La pintura térmica también se conoce como pintura cerámica porque está formada por diminutas esferas de cerámica capaces de crear una cámara de aire que rompe el puente térmico. Así es como se produce el efecto aislante de esta pintura.

Además, las propiedades cerámicas de las microesferas que lo componen contribuyen al rebote de la radiación solar. ¿Qué significa eso? Tan simple como eso en el verano, la pintura de aislamiento térmico mantiene el calor de afuera hacia afuera, y en el invierno obliga a que el calor interno permanezca adentro.


¿Para qué sirve la pintura térmica?

 La palabra en sí da una pista, la pintura térmica o termoaislante puede aislar un espacio de la temperatura exterior, preservando así la temperatura de esa habitación.

Aunque su uso inicial fue «espacial», rápidamente se convirtió en parte del kit de material básico en la industria donde se utiliza para aislar tuberías, contenedores, tanques, silos, tanques e incluso aviones o barcos. La industria de la construcción también ha utilizado pinturas de aislamiento térmico aplicándolas en fachadas, paredes, techos y cubiertas.

Lo mejor de todo es que no es necesario ser un experto para utilizar pintura térmica. Puedes ser tú, con tus propias manitas, quien aísle tu hogar de una forma sencilla, rápida y económica. Solo necesitas saber pintar, ¡es así de fácil!


 Usos de la pintura termoaislante

Este es quizás el apartado más interesante porque descubrirás todos los beneficios de utilizar pintura térmica. Ya sabes lo que es, sabes para qué sirve, ahora es el momento de descubrir cómo puede ayudarte:

Contribuye al aislamiento térmico

 Las propiedades de la pintura térmica la convierten en un material perfecto para aislar térmicamente una vivienda, evitando la salida de calor en invierno y rechazando el calor exterior en verano. Los estudios científicos que han probado este material demuestran que la pintura térmica puede ahorrar hasta un 40% de energía tanto en refrigeración como en calefacción.

Los efectos de la pintura térmica en una habitación pueden provocar una variación de hasta 3,5 ° C en la temperatura ambiente, teniendo en cuenta que no existen problemas con el aislamiento exterior. Este material incluso ayuda a reducir el ruido exterior como capacidad aislante.


La pintura térmica absorbe la humedad y es a prueba de moho

La pintura termoaislante evita la aparición de humedad por condensación ya que actúa como rompe puentes térmicos. También ayuda a prevenir la aparición del temido moho causado por la condensación de la humedad.


La pintura térmica se puede aplicar a múltiples superficies

Yeso, hormigón, cemento o ladrillo son superficies que permiten la pintura térmica, que se puede aplicar tanto en interiores como en exteriores (ver apartado). También se puede aplicar sobre vigas, tuberías, contenedores…


La pintura térmica es ecológica

Lo cual contribuye a reducir la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 8 =