REVISTA DE PINTORES

La revista GRATUITA de la pintura, la decoración y la reforma

Cómo alisar una pared de gotelé
Decoración e interiorismo

Cómo alisar una pared de gotelé

⌚ Solo necesitas 2 minutos para leer este artículo

El gotelé es una técnica de decoración que se utiliza desde hace mucho tiempo, pero actualmente ha pasado de moda. Su éxito se debe al hecho de que es realmente útil para cubrir los daños en las paredes.

Esta técnica consiste en extender una pintura más gruesa de lo normal en la pared, lo que provoca la formación de numerosos grumos o gotas. Se puede aplicar con una pistola de aire comprimido, una viga tirolina o un rodillo especial.

El resultado es una pared con una superficie rugosa. Dependiendo del grosor y la composición de la pintura utilizada, la rugosidad será más o menos significativa.

Hoy en día, ver casas con gotelé nos da la sensación de estar en un espacio antiguo. Por lo tanto, es normal que muchas personas deseen quitar gotelé en la decoración de sus casas. Básicamente, hay dos maneras de conseguirlo:

Cubriendo el gotelé

Se utiliza una pasta de cobertura de gotelé, cuando las paredes están cubiertas de pintura plástica, ya que es este caso es difícil raspar. También es la forma más limpia y rápida de decir adiós al Gotelé. En los consejos de DECORACIÓN Y PINTURA JS explicamos los pasos a seguir:

  • Calcula la pasta necesaria

Tienes que medir las paredes que vas a cubrir para calcular el m2 total. Para ello, resta las zonas de las ventanas y puertas. Como regla general, se necesita 1 kg de pasta por m2. De esta manera sabrás cuánto necesitas comprar.

La pasta tiene unos 3 mm de espesor. Si tu gotelé es más profundo, tienes que hacer el cálculo para dar dos capas.

  • Protege la casa

Proteger los artículos de la vivienda es la forma de que todo esté más limpio una vez que se finaliza el trabajo. Por ejemplo, puedes mover los muebles al centro de la habitación y cubrirlos con una lona plástica. También puedes colocar cinta adhesiva en los bordes de los interruptores, ventanas, puertas y zócalos, así como en la conexión de la pared al techo.

  • Aplica la pasta

La pasta es bastante espesa, por lo que puedes necesitar un taladro con agitador para poder removerla. Luego aplícalo a las paredes con un rodillo realizando movimientos horizontales, verticales y diagonales.

Es recomendable crear zonas de 2x2m para que la pasta no se seque muy rápido.

  • Elimina y lija las imperfecciones

Puedes utilizar y pasar una espátula horizontalmente por encima de la pared para que no haya imperfecciones. Hazlo mientras la pasta aún está húmeda.

Una vez seco, lija cualquier imperfección que quede y quita el polvo con un paño húmedo y limpio.

  •  Sella y pinta la pared

Debes usar una imprimación para sellar correctamente la pared (La imprimación es la base que aplicamos antes de pintar para preparar la zona sobre la que vamos a trabajar. Son productos para consolidar e igualar la absorción de la pintura en todo tipo de superficies. Es importante aplicar la imprimación adecuada para que los trabajos posteriores sobre esa superficie tengan un buen acabado) luego píntala del color deseado. Si lo prefieres, también puedes elegir un papel tapiz, existen una amplia gama de modelos disponibles en el mercado.

Raspando el gotelé

La opción de raspar el gotelé se utiliza cuando se retira la pintura desde la base dejando la superficie libre de gotelé.

Raspando el gotelé

Uno de nuestros consejos es que antes de empezar a raspar el gotelé, asegúrate de que la pared no tenga imperfecciones graves, ya que quedarán expuestas al final, lo más recomendable, si la pared presenta graves deterioros, es que contactes con una empresa especializada en quitar gotelé.

  • Humedece la pared

Rocía y humedece el gotelé con agua. Luego utiliza una espátula para despegar cada área humedecida de abajo hacia arriba. Repite esta operación hasta que toda la pared esté terminada.

Para saber cuánto hay que humedecer el gotelé tendremos en cuenta el cambio de color de la pintura.

  • Raspa la pintura

Una vez que la pared está suficientemente húmeda, raspa la pared con una espátula de unos 5 cm de ancho. Para ello, inclina la espátula ligeramente realizando un movimiento firme hacia arriba.

Poco a poco se va eliminando toda la pintura de la pared, pero ten cuidado de no clavar la espátula porque puedes provocar imperfecciones que dejan marcas.

  • Sella y pinta la pared

Una vez finalizado el trabajo de raspar la pintura, puedes ver como la pared tiene un estilo mucho más actual. Todo lo que tienes que hacer es sellar el resultado con una capa de imprimación y luego pintar la superficie en el color deseado.

Una gran recomendación para quitar el gotelé, es dedicarle el tiempo necesario. No se necesita muchas herramientas o materiales caros o complicados, pero debes estar dispuesto y ser capaz de trabajar. Cuando veas los resultados, no te arrepentirás del esfuerzo. ¡Tu vivienda estará como nueva y a la moda!

5/5 - (22 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres − 3 =