REVISTA DE PINTORES

La revista GRATUITA de la pintura, la decoración y la reforma

Domótica para vivienda
Vivienda y estilo de vida

Domótica para vivienda

⌚ Solo necesitas 2 minutos para leer este artículo

Cada día se aplican más y más sistemas domóticos, porque contar con una arquitectura domótica puede ser una gran ventaja en nuestro día a día y una oportunidad para disfrutar de una mejor calidad de vida.

Los beneficios de la domótica son muchos, pero destacan dos:

  • Ahorro: se consiguen reducir las facturas de electricidad y gas natural
  • Comodidad: poder controlar cualquier sistema de tu vivienda desde una app de control o reproducir tus plataformas de streaming en cualquier dispositivo de tu hogar con un solo clic.

¿Cuáles son los diferentes tipos de sistemas de automatización doméstica?

La instalación de un sistema domótico ofrece la posibilidad de optimizar muchas tareas del hogar, y de poder controlar el funcionamiento de la calefacción, iluminación, seguridad, dispositivos eléctricos, entre otros.

Los sistemas domóticos para hogares también son muy beneficiosos ya que ayudan a ahorrar en el consumo energético, además de beneficiarte económicamente, también puedes ser más amigable con el medio ambiente.

Por todo ello, no puedes dejar pasar la oportunidad de instalar domótica en tu hogar. Estos son los principales sistemas de domótica para hogares:


Sistema domótico con cable exclusivo

Esta tecnología domótica se caracteriza por su funcionamiento exclusivo gracias al uso de cables dedicados (BUS), que tienen una excelente calidad a la hora de transmitir información y se utilizan en el sistema europeo KNK.

El sistema de cable exclusivo es generalmente muy seguro, rápido y eficiente, porque cuando se transmite la señal, no hay interferencia, porque cada sistema recibe el comando a través de un cable de información exclusivo y las funciones no se comparten.

Esto está especialmente recomendado en sistemas de domótica para viviendas más complejas o donde se requiera una gran cantidad de información. Algunos de sus principales usos son la climatización y la iluminación domótica.


Sistemas domóticos con cable compartido

También conocido como powerline, se trata de un sistema de automatización del hogar en el que se utiliza el cable de alimentación normal para enviar la señal de control.

Sin embargo, entre los distintos tipos de sistemas domóticos, éste es quizás el menos recomendable, salvo en los casos en los que sean servicios prescindibles o poco críticos, o no requieran la transmisión de un gran volumen de información.

Esto se debe a que la señal puede volverse muy inestable y, como resultado, puede verse afectado el correcto funcionamiento de los dispositivos domóticos.


 Sistemas domóticos inalámbricos

 En este tipo de instalación de sistema domótico no se utiliza ningún cable para transmitir la señal, sino que la información es enviada por ondas de radiofrecuencia, que son las encargadas de interpretar los distintos comandos que se comparten.

Su instalación y mantenimiento son más sencillos, en comparación con los que requieren cableado. Es por tanto una excelente opción, sobre todo si quieres aprovechar la domótica, con el mayor confort y sin remodelar tu hogar, porque no requieren ningún trabajo.

Con este tipo de sistemas domóticos, puedes tener acceso para controlar las distintas funciones de tu hogar desde cualquier lugar, incluso si estás fuera de casa.

Los sistemas de automatización del hogar inalámbricos a veces funcionan con baterías que deben cambiarse o recargarse de vez en cuando. Y, para poner otro aspecto negativo, en algunas circunstancias, es posible que vean que la calidad de la señal se debilita, debido a la interferencia de otras señales cercanas.


 Sistemas domóticos mixtos

Este tipo de sistema domótico, como su nombre indica, consiste en una combinación de instalaciones domóticas alámbricas e inalámbricas, con el fin de aprovechar cada una de ellas.

En este tipo de sistema domótico se utiliza un único mando, que tiene la función de intercambiar información con los distintos dispositivos utilizados.

Esto es posible mediante un proceso en el que se logrará el establecimiento de pasarelas de comunicación dedicadas, ya sea por cable o inalámbrica, según corresponda.

Se recomienda su uso cuando se trata de grandes sistemas domóticos, en los que se debe gestionar una cantidad considerable de funciones y datos. Además, su instalación debe dejarse en manos de expertos profesionales en domótica, para garantizar el mejor rendimiento.

Valora este artículo, gracias 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 8 =