REVISTA DE PINTORES

La revista GRATUITA de la pintura, la decoración y la reforma

Cómo proteger tu despensa de las plagas invernales
Vivienda y estilo de vida

¿Cómo proteger tu despensa de las plagas invernales?

⌚ Solo necesitas 3 minutos para leer este artículo

En nuestros hogares contamos a veces con lugares habilitados para almacenar determinados alimentos, estos pueden ser despensas, pero también armarios de cocina, incluso trasteros, etc. esos son lugares preferidos por muchos insectos que generan plagas que terminan en épocas de invierno refugiándose aquí. De la mano de DESINTORRE, empresa especializada en control de plagas te aportamos un interesante artículo con sencillos consejos e información de utilidad para que evites sufrir una plaga en tu despensa.

Estos lugares anteriormente mencionados son donde se encuentran nuestros alimentos almacenados y estos precisamente son los que necesitan los insectos, roedores, etc para alimentarse durante el invierno, estos insectos suelen entrar en el interior de los alimentos empaquetados y preenvasados como garbanzos, lentejas, arroz, harina, cereales, comida para mascotas, etc.

Un control de plagas realizada por una empresa especializada te puede ayudar a mantener los insectos fuera de la despensa o tus armarios de cocina usando las medidas necesarias para su correcta eliminación sin el uso de químicos, así se evita contaminar tu comida y la trasmisión de enfermedades que pueden ser perjudiciales para tu salud.

A medida que el clima se hace más frío y se acerca el invierno, muchos insectos empiezan a buscar lugares cálidos para escapar del frío.

Como hemos mencionado, el área de almacenamiento como armarios habilitados para guardar comida o la despensa son una fuente cálida para una infestación de insectos en el hogar, y es aquí donde se aprovechan para buscar una fuente de alimento de fácil acceso.

A continuación, toma nota de estos sencillos pero eficaces consejos:


  1. Almacena los alimentos en recipientes herméticos

Las bolsas de plástico y las cajas de cartón no ofrecen demasiada protección contra las plagas porque son fáciles de morder y masticar y además siempre dejan pequeñas aberturas.

El primer paso para proteger tus alimentos es utilizar recipientes resistentes con una tapa para asegurar un cierre hermético, estos pueden ser botes de plástico, frascos de vidrio o bolsas ziplock que puedes adquirir fácilmente en cualquier supermercado.

Almacena los alimentos en recipientes herméticos

  1. Elimina cualquier resto orgánico que haya caído accidentalmente

Un ambiente limpio hace más difícil que las plagas encuentren las condiciones adecuadas para proliferar una infestación. Al limpiar los estantes y los restos de comida de tu despensa, estás eliminando las fuentes de alimentos, así como las posibles plagas.

Presta atención a la parte detrás de los estantes donde los restos de comida pueden filtrarse y acumularse sin darte cuenta.


  1. Nunca combines productos comestibles viejos con nuevos

Cuando almacenes los alimentos en tu despensa, guarda los productos nuevos en la parte de atrás y los viejos en la parte delantera para que puedan ser consumidos primero.

Los productos antiguos son más susceptibles a las infestaciones de plagas porque pueden fermentar. Incluso puedes etiquetar los envases con la fecha de caducidad, lo que facilita el seguimiento de la vida útil del producto, así como su consumo.

Nunca combines productos comestibles viejos con nuevos

 


  1. En caso de duda, comprueba:

Si tienes dudas sobre la presencia de plagas en tu despensa, puedes comprobarlo de la siguiente manera:

Si no estás seguro de si hay plagas en tu despensa, hay una forma fácil de comprobarlo. Simplemente coloca un producto en una bolsa de plástico transparente. Si el producto está infestado, verás que los insectos se acumulan en el interior de la bolsa. Para asegurarte de que el producto está libre de plagas, mantenlo en la bolsa por lo menos un mes, lo que te facilitará comprobar si hay cambios en el producto y estás sufriendo una plaga sin saberlo.

Otra forma de comprobar si sufres una plaga por pequeña que sea, es colocando un producto viejo en una bandeja de horno y calentarlo a baja temperatura durante aproximadamente 10 minutos. Los insectos saldrán del producto hacia la superficie tratando de escapar del calor. Al realizar esta acción comprobarás si sufrías de una oculta o no.

Si sufres una plaga es importante retirar todos los productos de comida afectados por los insectos, heces, huevos, insectos muertos, etc. Este es el paso más importante para dejar atrás el problema de las plagas de tu despensa. Después hay que aplicar otras medidas de limpieza y desinfección.


  1. Limpia los recipientes antes de rellenarlos

La limpieza es esencial para prevenir una plaga, por lo que es importante mantener los recipientes limpios antes de llenarlos con alimentos frescos. Esto evita que cualquier insecto existente contamine el nuevo producto y exponer un riesgo para la salud de tu familia.

Para evitar que la despensa tenga algún tipo de infestación, una buena idea es colocar monitores de insectos para capturar insectos como las trampas de feromonas (sustancias químicas secretadas por miembros de la misma especie para desencadenar respuestas y para atraer insectos a una trampa), estas trampas son eficaces para detectar la actividad de las plagas en estas zonas de la casa.

Limpia los recipientes antes de rellenarlos

 

Estas son sólo algunas formas sencillas de proteger tu despensa y hacerla a prueba de plagas. Si tienes un problema de plagas, puedes acudir a una empresa especializada en control de plagas, con sus conocimientos te podrán ayudar a mantener un control de plagas adecuado para tu vivienda.

Esperamos que este artículo te ayude a prevenir estos molestos insectos evitando una infestación de plagas tanto en tu despensa o en tu vivienda, negocio, restaurante…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =